¿Por qué los profesionales de la odontología deberían invertir en equipos de fresado en sus propias instalaciones?

El mundo de la odontología ha cambiado mucho en las últimas décadas y los últimos años han sido los más significativos. Aunque las prótesis de porcelana hechas a mano todavía son muy utilizadas, el auge de las prótesis fabricadas de forma digital está cambiando el panorama. La mayoría de los laboratorios han adoptado rápidamente la tecnología digital que ahorra tiempo y ahora es el turno de las clínicas dentales para aprovechar los beneficios del escaneado y el fresado y mejorar la cartera de servicios.

Las universidades más innovadoras y los mejores centros de formación ya están comenzando a incorporar la odontología digital en sus planes de estudio y, a medida que más profesionales de la odontología cualificados acceden al mercado, se constata un cambio constante hacia el modelo de flujo de trabajo digital. Desde el escaneado pasando por el diseño y hasta el resultado final, el modelo digital ha evolucionado sin cesar. Las soluciones abiertas están en una posición ideal para implementar el triángulo de innovación de la ciencia de los materiales, las mejoras en el hardware y el desarrollo del software.

Este cambio cultural ha tenido tanto éxito gracias a los beneficios tangibles que las clínicas dentales están disfrutando del resultado de la migración hacia a la odontología digital. Si aún no ha decidido que la odontología digital es una buena inversión, estos son algunos de los beneficios que la odontología digital ha aportado al sector.

Menos tiempo de espera para completar las prótesis

Un consultorio dental es un negocio y las empresas necesitan ganancias para sobrevivir. Los consumidores de hoy en día tienen unas expectativas mucho más altas de lo que solían tener. No son tan indulgentes con los plazos de entrega asociados con los métodos tradicionales y si pueden encontrar un servicio más adecuado en otro lugar, los consultorios dentales que no puedan ofrecer prótesis en el mismo día perderán su parcela de negocio.

Poder realizar las operaciones de fresado en las propias instalaciones elimina los retrasos y permite ganar más tiempo para trabajar en el próximo trabajo. De hecho, se estima que el tiempo promedio necesario para producir una corona anterior de manera interna, desde la preparación hasta el ajuste, podría ser de tan solo una hora.

Control total sobre la calidad de acabado

Cualquier negocio que externalice el trabajo, hasta cierto punto, está a merced de los subcontratistas. Debido a limitaciones de tiempo, se debe alcanzar un cierto compromiso entre calidad y tiempo de respuesta. Esto no es diferente en el campo de la odontología y puede ser tentador pasar por alto fallos menores en una prótesis a cambio de servir al paciente a tiempo.

Con una solución CAD/CAM en las propias instalaciones, estos defectos se pueden corregir fácilmente en el modelo 3D en cuestión de minutos. El software se ha diseñado para adaptarse a las clínicas y a las técnicas dentales ya existentes, siendo la principal diferencia que se utiliza un ratón en lugar de un cuchillo para el modelado en cera.

Cuando uno adopta los sistemas CAD/CAM, prácticamente no hay tiempo de inactividad ni reducción de la productividad. Todas sus habilidades existentes entran en juego más rápido y con mayor precisión y, si comete un error, puede corregirlo en el software y continuar.

Pacientes más satisfechos

Como profesionales de la odontología, todo lo que se espera del laboratorio es una prótesis dental que tenga un aspecto impecable y que se ajuste a la perfección. El paciente quiere sentirse bien con su sonrisa y disfrutar de un encaje cómodo. Al usar técnicas más antiguas, como realizar moldes, la posibilidad de error es mucho mayor que con un escáner intraoral. Y no solo eso, sino que a nadie le gusta el sabor de la masilla dental y es mucho menos probable que el escaneado digital provoque arcadas.

 

El uso de un escáner intraoral junto con una solución de fresado CAD/CAM permite una precisión notable que es difícil de igualar por los procesos tradicionales. Todo ello significa que la incidencia de prótesis mal ajustadas es mucho menor. Incluso si es necesario hacer correcciones, se pueden realizar en cuestión de minutos, lo que significa que los pacientes estarán doblemente satisfechos. Además, la precisión que ofrecen los escáneres intraorales puede garantizar la salud dental futura de sus pacientes, y puesto que las prótesis digitales gozan de un excelente ajuste en los márgenes (algo difícil de alcanzar con los métodos tradicionales), hay una menor posibilidad de caries recurrente.

Ventajas para los propietarios de laboratorios

Con estos dispositivos que ahorran mano de obra y que van apareciendo en los consultorios dentales, uno puede llegar a pensar que las fresadoras son algo que los laboratorios dentales deben temer. De hecho, esta tendencia ha sido bien recibida por muchos propietarios de laboratorios. Ahora que los profesionales de la odontología pueden realizar las tareas más urgentes por su cuenta, los laboratorios se pueden centrar en la vertiente de la porcelana, la cerámica, los aspectos más creativos del trabajo. También significa que no tienen que romper su propia productividad para satisfacer una solicitud urgente e imprevista de un consultorio dental.

 

Lo que podría haber sido una fuente de conflictos entre los laboratorios y los consultorios en realidad ha creado un puente de entendimiento entre ambos. Los odontólogos ahora se han formado una mejor imagen del trabajo que desempeñan los laboratorios al tiempo que lo valoran más positivamente y distinguen mejor entre una buena y una mala preparación.

Conclusión

Resulta difícil discutir con la gran cantidad de beneficios que aporta la producción de prótesis en la misma empresa. Además de facilitar la vida de los técnicos de laboratorio y de los profesionales de la odontología, los pacientes son los que más ganan. A medida que más y más profesionales de la odontología cambien hacia los métodos digitales modernos, el consumidor será más consciente de la posibilidad de prótesis creadas en el mismo día. Como profesional de la odontología, de usted depende invertir en estas nuevas tecnologías antes de que sus pacientes le formulen la pregunta de por qué su consultorio no ofrece aún ese servicio.