La digitalización, la clave del éxito

Reipurth Dental   |   Dinamarca

Hace cinco años, el laboratorio de Brøndby (Dinamarca) Reipurth Dental decidió lanzarse a la digitalización. La compra de una fresadora aumentó su productividad de manera significante, así como también su calidad.

Jakob Reipurth siempre ha tenido la ambición de ser autónomo y ser su propio jefe. Varios miembros de su familia estaban vinculados al sector dental, así que seguir sus pasos fue algo natural.

En 2007 Jacob Reipurth se graduó como protésico dental, y desde 2009 tiene su propio laboratorio en Brøndby (Dinamarca). Hoy en día, la empresa cuenta con diez empleados, de los cuales ocho son técnicos dentales.

En 2012 Jakob inició sus primeros pasos para digitalizar la producción de su laboratorio. “Antes lo hacíamos todo manualmente, pero la producción no ha sido realmente eficaz hasta la introducción del sistema CAD/CAM”, explica el fundador.

 

Eficiencia mejorada

Las primeras adquisiciones del laboratorio fueron un escáner CAD/CAM y una fresadora. El impacto de la incorporación de esta tecnología fue muy positivo para los proyectos diarios del laboratorio, ya que podían crear treinta restauraciones por día, en vez de las cinco que hacían antes de saltar al digital.

En línea con el incremento la expansión de la producción, el laboratorio también renovó su flota tecnológica.

El año pasado, Reipurth Dental incorporó una fresadora en seco y una en húmedo de DGSHAPE By Roland, que aumentó aún más el volumen de producción en las instalaciones del laboratorio. Antes de decidirse por la tecnología de DGSHAPE, Jakob Reipurth pasó mucho tiempo investigando el mercado.

“Analizé todas las fresadoras dentales que estaban en ese rango de precio, y fue la tecnología de DGSHAPE la que ofrecía las mejores valoraciones, además, el hecho de que se trata de un sistema de arquitectura abierta fue un factor determinante al tomar la decisión final”, explica.

Otras fresadoras requieren la compra del mismo software del fabricante, mientras DGSHAPE By Roland ofrece la libertad al cliente de escoger el software que prefiera.

“Me gusta el hecho de que la marca se especialice en fabricar equipos de fresado, dejando que otras marcas se especialicen en desarrollar el software que se adapte mejor a cada usuario. Lo que me da muchas más opciones para tomar mis propias decisiones,” explica Jakob Reipurth.

 

Fresadoras dentales DGSHAPE 

 

Alta demanda

El propietario de 36 años está haciendo un gran esfuerzo por seguir ofreciendo productos de la más alta calidad, y la demanda ha seguido aumentando gracias a la eficiencia productiva.

“Con la tecnología que tenemos actualmente, somos capaces de entregar restauraciones finales en menos de 48 horas en el área de Copenhague. En contraste, un paciente tendría que esperar entre diez y catorce días por una prótesis fabricada en China”, explica Jakob Reipurth.

Ha observado que existe una tendencia en el mercado que demuestra que los pacientes Daneses prefieren tecnología fabricada en Dinamarca, y considera que la digitalización de la producción es clave para poder darle respuesta.

“Finalmente tenemos la maquinaria que nos permite cumplir en términos de plazos de entrega y precio”, explica.

Los equipos de fresado son precisos, lo que facilita el tratamiento dental posterior, ya que, por regla general, una corona fabricada por Reipurth Dental se adapta al completo en la colocación de la pieza. De acuerdo con las palabras de Jacob, son las nuevas fresadoras dentales que han mejorado la calidad. Los equipos se suministran con herramientas de hasta tres tamaños distintos, garantizando un trabajo estético y preciso en todo momento.

“Esta inversión nos ha permitido escalar la producción. No solo conseguimos un rápido crecimiento, sino también producir prótesis mucho más precisas. El beneficio para el cliente es un menor tiempo de espera en el dentista y más precisión, ya que las restauraciones cada día se adaptan más a su morfología,” explica Jacob Reipurth.

 

Volver a los casos de éxito